Envolver nuestros cuentos… para regalar.

Entre otra cosa, escribimos para comunicar, narramos y leemos para comunicarnos. Y considero que, siempre que escribamos en la escuela, debemos tener una intención comunicativa.

Escribir cuentos y regalarlos para que otros disfruten, puede ser una buena motivación y una gran intención. Aquí te muestro tres ideas para presentar y envolver nuestros cuentos.

En todos los casos, hablamos de textos breves

Los cuentarros.

En unos tarros, que se pueden conseguir muy fáciles y son económicos. Después de escribir los textos y de introducirlos, se pueden decorar por fuera o envolver o simplemente dejarlos así. Una manera divertida y entrañable de regalar un cuento, con toda su esencia. Hay varias opciones, entre ellas escribir un cuento por tarro, o bien, dividir el cuento, en diferentes; todo depende de a quién vaya dirigido.

La experiencia de la fotografía, no es precisamente con el alumnado, sino con el profesorado del centro… Y les aseguro que no dejó a nadie indiferente.

Si quieres los textos que se introdujeron… Haz clic aquí.

Cuentos enlatados.

Esta vez utilizaremos una lata para introducir nuestros cuentos. Yo he utilizado una lata comparada para tal fin, pero también se puede reciclar, eliminando las puntas metálicas. La gran ventaja es que aquí podemos meter textos más amplios o de todo un curso junto, y hacer un “intercambio” de latas. Se puede decorar la lata o que lleve el título del cuento elegido.

Envolvemos los cuentos.

Utilizando los envoltorios de los típicos polvorones, encontramos otra manera original de regalar o repartir cuentos. Una manera de alimentar la mente. Eso sí, tendremos que arrugarlos un poco

Be the first to comment on "Envolver nuestros cuentos… para regalar."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*