Blog,  Un mar de libros

Félix, el coleccionista de miedos

La palabra miedo tiene dos acepciones en el diccionario: «sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario»,  y «sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea». Hubo una época que yo tenía miedo a que una araña se alojara en mi oído y anidara en mi cerebro. También le tengo miedo a las cucarachas o que a mis seres queridos sufran o no sean felices. 

La cultura, el aprendizaje por condicionamiento clásico o vicario, los pensamientos propios… nos produce un sentimiento que nos provoca alerta, fijar la atención en un hecho concreto obviando todo lo demás, sudar, temblar, separar los labios, estremecernos… El miedo nos provoca la sensación de que no controlamos el contexto, que todo se nos escapa; nos produce malestar y nos creemos que tenemos una baja capacidad de control de la situación y admitimos que no sabemos lo que va a pasar. El miedo altera la percepción de la realidad.

A Félix le ocurrió todo eso. Mostró angustia ante las situaciones desconocidas, vio cosas que no existían, se imaginó un mundo paralelo… Pero Félix supo cómo enfrentarlos. No se trata de obviar el sentimiento, sino de aprender a vivir con él, considerándolo, pero también controlándolo. Creo que Félix es un tipo muy valiente. Supo escuchar y reaccionó: aprendió. 

«Félix, el coleccionista de miedos» es un álbum ilustrado publicado por OQO Editora. Sus autores, Fina Casalderrey y Teresa Lima, nos regala un álbum intemporal y universal, con unas ilustraciones magníficas y un relato directo, emotivo y sincero. No busca confundir al lector, ni esconderse detrás de metáforas complejas. Consigue lo que quiere. La escritora gallega tiene un largo currículum, no solo en literatura infantil y juvenil; saborear su prosa en pequeñas dosis es muy intenso: porque hay que saber mezclar correctamente los sabores con equilibrio y tener un gran dominio del lenguaje y del ritmo narrativo, para contar mucho y bien en tan poco. 

No conozco otros trabajos de Teresa Lima. «Félix, el coleccionista de miedos» es un trabajo con una fuerza expresiva compleja y trazos alargados que nos conduce la mirada y la lectura de un lado para otro. Si no me equivoco, la ilustradora lusa ha ganado más de premio. Este álbum, precisamente, ha sido nominado en más de una ocasión. A mi, personalmente, me ha entusiasmado y ha captado mi atención. Requiere varias lecturas, para descubrir todo lo que quiere contarnos. 

Un álbum que no puede faltar en un biblioteca de literatura infantil y juvenil, fiel al estilo y la marca OQO, un manual para enfrentarse a los miedos, los reales y los que no lo son tanto.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =

We use cookies in order to give you the best possible experience on our website. By continuing to use this site, you agree to our use of cookies.
Accept