«La reina de los colores» y el arte de colorear tu reino.

En la vida elegimos nuestro propio camino, que está determinado por múltiples circunstancias y variables. Nuestra actitud y nuestra manera de afrontar cada uno de los acontecimientos que nos ocurren, condiciona nuestro futuro inmediato. Siempre somos dueños de esa minúscula parte que nos corresponde reinar. Es nuestro espacio, único, infranqueable e intransferible. En él podemos buscar cualquier cosa, incluso, la felicidad. Quizás deseemos teñirlo de gris o vivir en blanco y negro. Pero también, podemos llamar a los colores que consideremos para darle el tono más adecuado.

Fue lo que hizo Maldiwa, el personaje del «La reina de los colores». Buscó, buscó, buscó, hasta que descubrió que todos esos tonos de rojos, azules, amarillos…, estaban dentro de ella.

Es todo un acierto y una genialidad el poder expresar tanto con tan poco. El ser capaz de decirnos tantas cosas a la vez con tan pocas palabras. El sacudirnos sin quererlo, provocarnos sin buscarnos. Jutta Bauer lo logra y aguijonea tu alma, dejándote una sensación de vació, como sus ilustraciones, cuando acabas de leer «La reina de los colores». Y de repente, a los segundos de cerrar el álbum ilustrado, comienza a colorear cada rincón de tu reino. ¿A qué esperas?

La reina de los colores está publicado por Lóguez. Y suena algo parecido a esto:

 

Be the first to comment on "«La reina de los colores» y el arte de colorear tu reino."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*