Miles de minúsculos empujoncitos…

animalec jovenes

Hace unos días tuve la oportunidad de vivir una jornada del III Congreso de Jóvenes Lectores de Gran Canaria. Una iniciativa de docentes entusiastas que han apostado por un modelo de encuentro participativo, abierto, emocional y coherente con los planes de lecturas de los centros escolares que participan y con el interés del alumnado.

Espero ser capaz de resumirlo en unas pocas líneas. En este congreso los lectores son los auténticos protagonistas, que relatan y exponen a los autores y autoras de los libros que han leído, su experiencia antes, durante y después de la lectura de uno de sus libros. Los ponentes, alumnos y alumnas, explican a través de montajes fotográficos o representaciones teatrales o relatos o cualquier otro recurso, qué sintieron, qué vivieron o qué concluyeron, cuando recorrieron los relatos.

Los tres escritores que participaron ese día, Begoña Oro, Sandra Franco y Juan Carlos Saavedra, fueron bombardeados de elogios. Puedo asegurar, que engordaron sus almas un par de kilos y sus bolsillos regresaron cargados de miles de minúsculos empujoncitos que les gritaban: “¡a escribir, a escribir, a escribir!”.

Una grandísima idea porque pone el acento en el lector, en el joven lector, que consume literatura y sabe (y debe) situarse ante los libros con criterios que le ayudarán, sin lugar a ninguna duda, a saber elegir mejor el día de mañana.

Una mención especial a los docentes que hacen posible con su trabajo en el aula que todo sea posible y que la magia se apodere de los niños y niñas que hicieron realidad el congreso.

¡Sigo creyendo en la literatura infantil!
¡Sigo creyendo en los escritores y escritoras de literatura infantil!

 

Be the first to comment on "Miles de minúsculos empujoncitos…"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


17 − 5 =

We use cookies in order to give you the best possible experience on our website. By continuing to use this site, you agree to our use of cookies.
Accept