La voz interior: peaje personal en la narración oral.

Llevo años narrando cuentos con más o menos fortuna. La narración me ha hecho feliz, he crecido junto y con ella. Encontrar la voz propia es un ejercicio que no concluye nunca. Lo mismo ocurre con cualquier profesión que siembra con la palabra. Cuando abandoné la búsqueda, dejé de ser un narrador para convertirme es un tecnócrata.